Cerveza artesanal, un lujo para cualquier local

cervezaCon más nutrientes y antioxidantes, la cerveza artesanal se está imponiendo internacionalmente a cualquier otra marca industrial. Además de antioxidantes, nutrientes y fibra, este tipo de bebidas se pueden tomar del tiempo, al contrario que sus hermanas las industriales, tienen más cuerpo y sabor, y tienen menos gas. Sin duda, un diferenciador clave para cualquier local o restaurante.

El público que disfruta con una cerveza artesana se incremente a partir de los treinta años y pertenece, generalmente, a niveles socioeconómicos medio-altos o altos, por lo que resulta una estrategia perfecta para incrementar la clientela de restaurantes y locales. La semana pasada, del 21 al 30 de noviembre, se celebró en Madrid un evento que trataba sobre este tipo de cerveza, bajo el nombre “Madrid Beer Week”, para arrojar algo de luz al asunto con distintas actividades.

Esta semana, llevada a cabo por la empresa especializada Cervecera Independiente, ha contado con la participación de más de una veintena de locales interesados en subirse al nuevo tren que presenta la gastronomía. Se han llevado a cabo actividades como clases de cocina, catas – una actividad cada vez con más auge en la cerveza-, talleres gastronómicos para aprender cómo combinar esta bebida y, por supuesto, degustaciones por todo Madrid.

cervezaDespués de diez días intensos entre rubias y negras, los organizadores del evento han visto una salida nueva para la hostelería, que está todavía muy poco explotada en España, pese a ser el cuarto productor de cerveza de la Union Europea y uno de los grandes consumidores a nivel mundial. Los bares y restaurantes que han celebrado actos durante toda la semana han sido Dabbawala, Labirratorium, Prost Chamberí, Irreale, La Tape, Richelieu, Oldenburg, The Beer Garden, Taller Conde Duque, La Hemeroteca o La Cabra, entre muchos otros.

Por ejemplo, uno de los locales, combinaba las distintas cervezas artesanales con un menú compuesto por cuatro platos. Así combinaba salón ahumado y queso de cabra con cervezas más suaves, o más aromáticas para tomar unos ibéricos con curry. Es importante, tal y como hacemos para el vino, pensar en el tipo de cerveza más apropiado para cada plato y ofrecer, siempre que sea posible, varias opciones al cliente.

A través de este evento, los hosteleros han descubierto un nicho de mercado muy importante. Los locales y restaurantes que han participado son muy diferentes entre sí. No te imagines la típica taberna con cerveza importada, hay otros más clásicos, vanguardistas, minimalistas y gourmets. Al fin y al cabo, ¿quién no disfruta de una cerveza?