Emprender en hostelería: cómo elegir el local adecuado

La combinación perfecta: la ubicación, as características físicas del local y el precio del alquiler; son las cuestiones que determinarán el éxito o el fracaso de tu incipiente negocio.

Vamos a darte el mejor consejo a la hora de abrir un local en hostelería: encuentra el local disponible que reúna todas las condiciones que buscas para instalar tu negocio. No te detengas hasta conseguirlo porque determinará la rentabilidad en el futuro. Pero para determinar cuál es el local perfecto, debemos tener en cuenta qué es lo que buscamos.

Actualmente, algunos nuevos modelos de negocio no requieren un espacio físico propio, como la comida a domicilio. No obstante, hay algo insustituible: la necesidad de acudir a los locales para pasar tiempo con familiares, amigos o en pareja mientras disfrutan de una agradable velada en un ambiente atractivo y cómodo.

Antes de pasar a la acción,  debes haber planificado y organizado tu negocio. A través de estos 7 consejos podrás empezar a pensar en la parte más esencial del negocio: el local.

  1. La búsqueda: lo primero que tienes que tener claro es el modelo de negocio que vas a abrir ya que ésta determinará que características debe reunir: en qué zona ubicarlo, cuánta extensión necesitamos, qué tipo de instalación… En esta línea, debes pensar dónde se localiza tu público objetivo, siendo más fácil que te conozcan y convertirlos en clientes si estás cerca de ellos. Por cierto, no te olvides de conocer la competencia que tienes en la zona, tanto los competidores directos como los complementarios. Debes estar atento al sector y detectar los cambios de modas y las nuevas tendencias que puedan afectar a tu negocio.
  2. Precio del alquiler: ¿realmente te ofrece el local comercial lo que necesitas por el precio que piden? Es un tema peliagudo, normalmente el local de tus sueños está en la mejor zona y eso implica un alquiler a veces inasumible. El gasto del alquiler es recomendable que no supere el 10-15% de tu volumen de facturación total. Ten en cuenta que tienes otros muchos gastos que cubrir: personal, costes de producto, facturas de luz, agua…
  3. Traspasos: ahorrarás muchos costes en obra nueva, pero infórmate de cuáles son los motivos del traspaso, cuáles han sido sus clientes habituales y si se ajusta a lo que estás pensando para tu negocio.
  4. Licencias: Asegúrate de disponer de información sobre el estado legal del local y de tener todo al día. Iluminación, suelo, accesos para discapacitados… unas consultas extras con las administraciones públicas pueden salvarte de disgustos futuros.

    Menaje de Chef and Sommelier

    Menaje de Chef and Sommelier

  5. Terraza: muy valorada por los clientes, pero ¿rentable? Valora el coste de personal que supone atenderla, la implantación de esa zona para el local y si el clima de la zona permite su amortización por un uso habitual.
  6. Equipamiento: estima los equipos necesarios para iniciar el nuevo negocio y la manera de conseguirlos. Si el bar es un traspaso, debes exigir un listado con los equipos y características técnicas, además de los manuales y las garantías.
  7. Mobiliario y menaje: según el estilo que has ideado, asegúrate de disponer de los mejores materiales que, sin duda, supondrán un ahorro futuro en gastos de reposición de materiales. Calcula el aforo, los turnos, las ventas y la rentabilidad para valorar la inversión en menaje. Busca la ayuda de profesionales para que te asesoran y tengas lo mejor en tu nuevo negocio, un valor añadido para tus clientes.

 

Si optas por la opción de adaptar tu idea de negocio a las instalaciones del local, debes pensar en el tiempo y el coste que supone una obra y los problemas administrativos que requiere. Si encuentras un traspaso que se adapte a tus necesidades, aprovéchalo atendiendo a todos los detalles para que tu local tenga la superficie, la ubicación y las características que buscas.