Las ventajas de consumir alimentos de temporada

Consumir alimentos de temporada no solo ayuda a mantener una agricultura sostenible sino que es muy positivo para nuestro cuerpo.

Las personas estamos acostumbradas a comer los frutos propios de cada estación y aunque ahora se tienda a elegir lo que queremos comer en cada momento, el organismo aún sigue adaptado a las épocas estacionales.

Mayo es un mes espléndido para proteger el medio ambiente y para darle a nuestros comensales los mejores platos y más frescos. ¿Qué debemos comer entonces? Según la Fundación Dieta Mediterránea, esto:

  1. Frutas: Aguacate, Albaricoque, Cereza, Ciruela, Frambuesa, Fresa-Fresón, Limón, Melocotón, Melón, Naranja, Nectarina, Níspero, Plátano, Pomelo, Sandía.
  2. Hortalizas y verduras: Acelga, Ajo, Alcachofa, Apio, Berenjena, Brócoli, Calabacín, Calabaza, Cebolla, Col Lombarda, Coliflor, Espárrago verde, Espinaca, Judías verdes, Lechuga, Nabo, Pepino, Pimiento, Puerro, Rábano, Remolacha, Repollo, Tomate, Zanahoria.
  3. Mariscos y pescados: Anguila, Atún, Bacaladilla, Bacalao, Bogavante, Boquerón, Caballa, Cabracho, Camarón, Carpa, Centollo, Cigala, Congrio, Fletán, Gamba Gris, Jurel, Langosta Roja, Langostinos, Liba, Mejillones, Merluza, Mero, Nécora, Ostras, Palometa, Perca, Pez espada, Rape, Raya, Rodaballo, Salmón, Sardina, Sepia, Tiburón, Trucha.
  4. Carnes: Cerdo, Conejo, Cordero, Criadillas, Gallina, Mollejas, Pollo, Ternera, Vaca.