Por qué introducir productos locales en tu carta

Incluir productos locales en la carta puede ayudarte a diferenciarte de la competencia y atraer a los clientes que buscan una experiencia culinaria con seña de identidad.

 

El de 2016 apunta a ser un verano récord, con una previsión de hasta 36 millones de viajeros en temporada alta y un crecimiento asimismo durante el resto del año. En esta época, son muchos los turistas que escogen el destino de sus vacaciones buscando la autenticidad gastronómica, la cual podemos encontrar más cerca de lo que parece: en los productos locales.

Por ello, preparar el menú de tu establecimiento es fundamental de cara a la presentación y primera impresión del cliente, ya que es aquí donde se reúnen todos los elementos de tu negocio: oferta gastronómica, recursos, decoración y estilo. Además, también te pueden ayudar en esta labor disponer de los mejores materiales y una buena carta de vinos.

Estas son las razones por las que incluir productos locales en tu carta:

  1. PATRIMONIO CULINARIO: la gastronomía está estrechamente relacionado con la identidad y la cultura de la tierra, por lo que muchos clientes buscan vincular los sabores con su identidad. ¿Por qué no incluir la gastronomía como parte del circuito turístico que se ofrece en la región? No olvidemos que las técnicas culinarias, los procesos de cocción y los materiales que se usan en la cocina, también son elementos representativos del patrimonio cultural
  2. TENDENCIA A ALEJARSE LO GLOBAL: el tándem territorio-gastronomía está fuertemente amenazado por la globalización, la cual aspira a la homogeneización universal de la cultura gastronómica. Es habitual encontrar restaurantes de comida americana o japonesa, tanto en los centros de las ciudades como en los complejos comerciales, que sustituyen a los establecimientos que tienen una oferta más tradicional.

Sin embargo, hoy en día se está volviendo a la cocina de los orígenes, a los productos elaborados con paciencia y con productos de proximidad que aportan al plato un toque muy especial, apreciado en gran medida por el consumidor.

  1. SLOW FOOD: la tendencia actual de Slow Food significa comer con atención, en especial valorando la calidad y la procedencia de las materias primas y del modo de cocinarlas. Por ello, las recetas locales se convierten en la herramienta perfecta para disfrutar de una comida sin prisas, de deleitarse en el sentido del gusto.
  2. DIFERENCIACIÓN DE LA COMPETENCIA: el cliente de hoy en día posee mucha información sobre los lugares que visita o los establecimientos donde quiere comer o alojarse. Incluir productos locales en la carta puede ser la clave de éxito en la búsqueda por la diferencia competitiva.
  3. EXPERIENCIAS AUTÉNTICAS: nos encontramos ante un nuevo consumidor más sensorial, es decir, aquel que se deja llevar por: las historias, las tradiciones, los valores y las emociones. Por ello, una oferta gastronómica local que refleje la identidad cultural de la zona, extenderá al plato la experiencia auténtica que busca el consumidor, local o turista.
  4. REVALORIZAR LOS PRODUCTOS LOCALES: el disfrute de los productos locales, por parte de los residentes o de los turistas, vincula la oferta gastronómica a la producción local. Una buena inclusión de los productos locales en la carta, dará relevancia a los productos propios de la zona en el mercado y en la mesa. Además, se contribuye a mantener el ecosistema y promover el desarrolla del medio rural y litoral de manera sostenible.
  5. OFRECER UN VALOR AÑADIDO: al poder disponer de los productos en el mismo día, ofrece el atractivo de que los productos que estaban por la mañana en el campo o en el mar, ahora están en el plato. Además, algunas recetas necesitan que los productos sean muy frescos para elaborarlos.
  6. EJEMPLO DE LOS GRANDES CHEFS: profesionales de la talla de Ángel León, considerado “El Chef del Mar” e imagen de la marca Chef and Sommelier, elabora los menús del restaurante Aponiente con especies y variedades locales que crecen en la Bahía de Cádiz. A la lista se suman: Mario Sandoval, Martín Berasategui, Quique Dacosta y los hermanos Roca; entre otros. Todo ellos trabajando en estrecho contacto con los productos de la zona y certifican que se trata de una gran estrategia de ventas.

Introducir productos locales en tu carta puede ayudarte a aumentar las ventas este verano, acercándote a aquellos clientes que buscan una cocina de la tierra con productos naturales y tradicionales. No dejes a tus clientes sin la oportunidad de disfrutar de la naturaleza y de descubrir las tradiciones que han pasado de generación en generación, permíteles darle un mordisco al territorio.